LA SALUD Y EL BUCEO (V) – LOS 6 MANDAMIENTOS DEL INSTRUCTOR

trim

trim

El buceo no es una actividad de alto impacto, pero cuando te dedicas a ello las cosas cambian.

En plena temporada es cuando más ajetreadas son las jornadas y menos tiempo tenemos para pensar en nosotros mismos, sí… Pero de hecho es cuando más conscientes tenemos que ser a la hora de aplicar estos consejos. Ya que a la larga el cuerpo pasa factura y, si eres joven o llevas poco tiempo dedicándote, seguramente no notes ninguna molestia de las que os voy a hablar, pero creedme que no conozco a nadie que lleve más de 5 años en la profesión y que no padezca de algún problema derivado del buceo.

Por eso hoy os traigo 6 consejos clave que creo que deberían ser los mandamientos básicos sobre salud y bienestar que debería seguir todo instructor/divemaster. OJO, ESTOS SON CONSEJOS IN SITU, una vez ya estás con las manos en la masa.

  1. HIDRÁTATE – ¡CON AGUA!

Empiezo con el problema más fundamental y sencillo de evitar; La deshidratación es una de las principales causas de accidentes cuando estamos sometidos esfuerzo físico en climas cálidos (o sea, cargar botellas y equipos pesados en pleno verano, por ejemplo).

Mi idea es dedicar un blog completo a cómo influye la hidratación al buceo, por lo cuál no me extenderé, pero simplemente recalcar que durante una inmersión la cantidad de agua de la que se desprende tu cuerpo es enorme, por lo tanto es FUNDAMENTAL reemplazar esta pérdida de líquido bebiendo mucha agua durante TODO EL DÍA.

Evitad bebidas azucaradas o carbonatadas (refrescos, zumos procesados, etc.) ya que lo único que conseguiremos es malestar por el gas en el estómago, un pico de azúcar en sangre y aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares entre otras.

  • ALCOHOL… ¡PROHIBIDO!

Espero que no haga falta decir que antes de bucear NI UNA GOTA DE ALCOHOL. Pero lo que quiero con este punto es intentar romper la tradición de la “deco-birra”.

Lo ideal sería EVITAR el alcohol incluso cuando ya hemos terminado una extenuante jornada laboral, ya que lo único que conseguiremos es acabar de “drenar” el agua que nos quede en el cuerpo.

Pero bueno… soy realista y sé que esto es imposible de evitar, así que por lo menos hidrátate bien para contrarrestar un poco este efecto.

  • PROTEGE TU PIEL

La exposición al sol durante la actividad subacuática está garantizada, tanto en la travesía en barco como en las inmersiones desde la propia playa, incluso durante la inmersión, si estamos en el trópico y buceamos sin traje. Cierta exposición al sol resulta beneficiosa para la salud, puesto que es una fuente de vitamina D y contribuye a mejorar el estado de ánimo, pero una exposición prolongada e imprudente sin la protección necesaria, puede producir diversos síntomas como enrojecimiento, inflamación de la piel, dolor, vesículas, fiebre, escalofríos, debilidad y en casos extremos puede ser causa de shock, caracterizado por desmayos y presión arterial baja.

Crema solar fundamental, pero aumenta la protección con camisetas solares, gorras/gorros y gafas de sol.

No hay que olvidar que los efectos negativos de la exposición prolongada al sol son ACUMULATIVOS. Por lo que deberías empezar YA.

Si queréis más info sobre el tema consultad el blog que hice hace unos meses: https://medusadive.com/la-salud-y-el-buceo-iii-protegete-del-sol/

  • CALIENTA/ESTIRA TUS MÚSCULOS

No solo la espalda sufre por el evidente peso extra que cargamos, si no que nuestras piernas, brazos, cuello, tobillos… INCLUSO TUS “ABDOMINALES”.

No pido un calentamiento pre-maratón, simplemente pierde 2 minutos en estirar antes de comenzar la actividad y tu cuerpo te lo agradecerá enormemente.

  • COME ADECUADAMENTE

Evitad meteros en el agua empachados. Durante una digestión pesada nuestro cuerpo necesita mucha energía concentrada en un mismo sitio y, el estrés de una inmersión junto con el agua fría podría llegar a provocarnos un corte de digestión.

Hoy en día ya no existe comida más importante del día, o sea que si eres de los que les cuesta comer de buena mañana no tienes excusa… Lo ideal es ir comiendo con frecuencia y en pequeñas cantidades durante inmersiones: Frutos secos, fruta fresca… que nos aportarán la energía necesaria.

Aquí lo dejo mucho más detallado: https://medusadive.com/la-salud-y-el-buceo-i-la-correcta-alimentacion/

  • TOMATELO CON CALMA

Este último punto parece el más obvio, pero en plena temporada pueden llegar a faltar horas al día para todo el trabajo que hay. Horarios de barcos, cursos solapados, preparación del material, etc.

Está demostradísimo que el estrés afecta a las funciones corporales básicas como la respiración, la circulación de la sangre, la reparación celular y la regeneración.

Si a esto le sumas una carga importante de trabajo y la responsabilidad con la que acarreamos (la seguridad de los clientes) queda claro que hasta el simple hecho de no haber dormido bien, haber discutido con la pareja, etc. puede llegar a tener consecuencias indeseables.

Por lo que, antes de recibir a tus alumnos/clientes, respira profundo y cambia el chip, piensa en lo gratificante que es cuando haces bien tu trabajo y la gente disfruta del mundo submarino de la mano de un buen profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.